Gestación y parto de una gata

¿Cuanto tiempo dura el embarazo de una gata?

El periodo de gestación de la gata dura aproximadamente 58 a 60 días. Se debe procurar dar a la futura madre los cuidados necesarios, sin que esto represente un cambio demasiado brusco en el entorno familiar.

el parto de una gata

Gatitos recién nacidos

Primeras fases de la gestación de una gata:

No son necesarios cuidados dietéticos extraordinarios, sin embargo en la segunda mitad es fundamental incorporar vitaminas, calcio y un mejor nivel de proteínas y calorías. Idealmente se le debe entregar alimento balanceado para cachorros. No se debe bañar a la gata durante el embarazo, para evitar traumatismos por enfriamientos.

Con el objetivo de conseguir una adecuada inmunidad para los cachorros que van a nacer, es aconsejable aplicar a la gata la vacuna felina triple  (en el inadecuado caso de que no la tuviese actualizada). De igual modo la madre debe desparasitarse 15 días antes del parto.

Transcurrido el tiempo correspondiente, la gatita comienza a estar nerviosa e inquieta, de vez en cuando escarba sobre su cama o manta (hace nido) y disminuye su apetito. La temperatura en estos momentos es mas baja que lo normal (37,5 grados centígrados).

Durante el parto de la gata:

Es importante considerar los siguientes consejos: procurarle un ambiente tranquilo, templado, con luz tenue en el lugar seleccionado para ella, idealmente la gata debe estar habituada a ese entorno desde unos días ante. Se deben evitar los curiosos y los ruidos que puedan perturbarla. Prepara una caja o canasto con una toalla en el fondo para depositar a los
cachorros, a los que una vez limpios y secos conviene dejarlos con su madre.

Para saber realmente cuando salió el último cachorro, sería ideal hacer una ecografía 15 días antes de la fecha probable de parto, contar los cachorros que hay y verificar que la gestación marcha sin problemas. Si no se hizo, se debe llamar al veterinario, para que este verifique a través de palpación, radiografía o ecografía la no presencia de fetos retenidos.

Durante la lactancia:

Las glándulas mamarias deben aumentar de volumen, pero sin bultos, heridas ni secreciones anormales. Si los cachorros crecen muy lentamente, pueden que necesiten una alimentación complementaria.

El destete debe realizarse a los 45 días de vida. Es imprescindible una visita clínica veterinaria para que revise tanto a los cachorros como a la madre y se realice el seguimiento adecuado de su estado de salud. En el supuesto de que el parto se retrase o se prolongue demasiado (algunas veces se debe recurrir a cesárea), cuando la pérdida de sangre posterior al parto sea abundante o se prolongue demasiado, o cuando la madre se niegue a alimentar a los cachorros o no produzca suficiente leche, la visita al veterinario deberá ser inmediata.